Encontrando Patrones

Introducción

La piedra angular de la ciencia es una cuidadosa medición, y aquí está el porqué: Las mediciones que hacen los científicos les permiten identificar los patrones y las variaciones en esos patrones, los cuales pueden contar útiles historias.

Una de estas historias es su propia historia de vida, la cual está grabada de forma indeleble en sus dientes—si uno sabe dónde buscar.

Al igual que los anillos de crecimiento de un árbol, las líneas microscópicas en las raíces de los dientes marcan ciclos diarios y semanales, así como los eventos principales. El nacimiento, las enfermedades, el hambre, la muerte—todos estos eventos dejan una huella en los dientes, y permiten a los investigadores crear una historia de vida para personas que pueden haber estado muertas por decenas de miles de años.

¿Cómo era la vida para nuestros antepasados? ¿Qué comían? y ¿Podían encontrar suficiente alimento? ¿Sufrieron de traumas o enfermedades? ¿Cuántos años tenían cuando murieron? La información obtenida de los dientes fósiles puede dar a los investigadores valiosas pistas para armar la historia de una persona y, por extensión, de toda una especie.