Observando el Comportamiento

Introducción

La ciencia comienza al notarse algo. Sólo observando un sistema cuidadosamente podemos aprender lo suficiente de él para poder hacer preguntas significativas.


Las observaciones de los chimpancés, nuestros parientes vivos más cercanos, han dado lugar a interesantes reflexiones sobre nuestra propia conducta. Este manojo de hojas, por ejemplo. En la naturaleza, los chimpancés participan en el comportamiento conocido como corte de hojas (leaf-clipping, en inglés)—rompen las hojas sonoramente con sus dientes, y luego las escupen. El significado del gesto es algo así como la limpieza de la garganta con un “¡ajém!” Pero el significado exacto depende de la población de chimpancés con la que se esté tratando. En un grupo significa “¿Quieres jugar?” En otro significa, “Estoy a punto de tamborilear en un árbol.” Y en otro grupo, se trata del rito del apareamiento.


El corte de hojas es sólo un ejemplo de la cultura de los chimpancés. Hasta hace poco, mucha gente pensaba que sólo los seres humanos tenían cultura, un rasgo que nos separa de todas las demás especies. Pero las observaciones de los chimpancés y otros primates han demostrado lo contrario.